Cómo ayudar a mi hijo con TLP

Cómo ayudar a mi hijo con TLP

El trastorno límite de la personalidad (TLP) suele ser motivo de preocupación para los padres que tienen hijos diagnosticados porque se asocia a comportamientos potencialmente lesivos, como el consumo excesivo de sustancias, la implicación en otras conductas de riesgo e incluso los intentos de suicidio.

En las últimas décadas en el ámbito de la psicología clínica se han desarrollado y consolidado técnicas eficaces para ayudar a las personas con TLP, tanto adultos como jóvenes. A continuación hablaremos de las principales características de este problema psicológico y daremos algunos consejos dirigidos específicamente a padres que quieren saber cómo ayudar a un hijo con TLP.

– ¿Qué es el trastorno límite de la personalidad o TLP?

El concepto “trastorno límite de la personalidad” hace referencia a un patrón de personalidad mantenido en el tiempo que se caracteriza por reacciones emocionales muy intensas y difíciles de controlar, relaciones sociales inestables que fluctúan entre la idealización y la devaluación, miedo al abandono, un sentido de la identidad frágil y conductas impulsivas como el abuso de drogas, entre otros aspectos.

El trastorno límite se asocia también a estados de ánimo depresivos, a comportamientos autolesivos y a un aumento del riesgo de suicidio. De hecho, según el manual diagnóstico DSM-5 aproximadamente un 10% de casos de TLP culminan en suicidio. Este hecho explica en parte por qué la psicología clínica se ha centrado más en el tratamiento del TLP que de otras alteraciones de la personalidad, como el trastorno narcisista o el evitativo.

Aunque el momento de inicio o de diagnóstico habitual del TLP se sitúa hacia el principio de la edad adulta, éste y otros trastornos de la personalidad normalmente empiezan a desarrollarse de manera progresiva durante la infancia y la adolescencia. No obstante, desde la psicología clínica en principio se considera preferible esperar para comprobar si el patrón de personalidad se mantiene en el tiempo antes de realizar un diagnóstico.

Las personas con trastorno límite de la personalidad que reciben atención psicológica y/o psiquiatra suelen mejorar con el tiempo, a medida que obtienen habilidades de afrontamiento y otros beneficios de un tratamiento personalizado. El entorno familiar es fundamental para los jóvenes con TLP, de manera que los padres que tienen un hijo con este problema deben esforzarse para ser un apoyo en el proceso de mejora.

– ¿Cómo ayudar a un hijo con TLP? Consejos y recomendaciones

Informarse sobre el TLP

Si tu hija o hijo tiene rasgos marcados de personalidad límite, leer sobre el TLP y su tratamiento te puede ser muy útil para entender mejor el problema y para descubrir maneras de manejarlo.

Existe una gran variedad de literatura disponible en torno al trastorno límite de la personalidad, desde manuales científicos muy técnicos hasta libros escritos específicamente para personas con TLP, incluyendo adolescentes.

Mirar más allá del diagnóstico

Un aspecto importante que hay que tener en cuenta al pensar en un trastorno psicológico como el TLP es que no se trata de una enfermedad sino más bien de un déficit de habilidades de autorregulación emocional en personas con tendencia a sentir emociones muy intensas, así como de otras dificultades asociadas. En este sentido, el entrenamiento en habilidades que se da en el contexto de la psicoterapia es una buena manera de aliviar los síntomas.

Sobrevalorar la importancia o la fijeza de la etiqueta diagnóstica y ver a un hijo con TLP como una persona enferma o incapacitada no ayuda a que se sienta mejor y a que las alteraciones se reduzcan. Por contra, es recomendable trabajar conjuntamente y dar apoyo emocional y práctico de los modos que resulten convenientes en cada momento.

Ofrecer validación emocional

Las personas con trastorno límite de personalidad, sobre todo las más jóvenes, suelen sentir que sus sentimientos son inapropiados y que hay algo mal dentro de ellos, por así decirlo. Para ayudar a un hijo con TLP es importante respetar sus emociones y sus características psicológicas en general, y tratar de ayudarlo desde la validación y la comprensión.

Practicar técnicas de autorregulación

Los episodios de activación emocional intensa y negativa son típicos en personas con TLP y se asocian a la aparición de los comportamientos problemáticos que configuran este diagnóstico. Aprender y enseñar a los jóvenes con TLP técnicas de relajación como la respiración lenta y profunda o la meditación mindfulness puede dotarlos de estrategias para manejar estos momentos desagradables.

Manejar los comportamientos abusivos

La impulsividad y la intensidad emocional asociadas al TLP pueden favorecer que algunos jóvenes desarrollen conductas de abuso (por ejemplo gritar e insultar de forma habitual) dirigidas a sus padres, sus hermanos u otras personas. El manejo de estos comportamientos puede requerir ayuda profesional si se intensifican, pero cuando son leves hablar con calma sobre estos problemas y procurar no recompensarlos son algunas pautas básicas que pueden resultar útiles.

Buscar ayuda profesional

La manera más eficaz de ayudar a un hijo con dificultades psicológicas de cualquier tipo es acudir a un profesional. En el caso del TLP y otros trastornos de la personalidad el tratamiento más recomendado suele ser la psicoterapia, ocasionalmente acompañada por medicamentos.

El tratamiento psicológico más eficaz para manejar los problemas asociados al trastorno límite de la personalidad, tanto en adultos como en menores, es la terapia dialéctica conductual desarrollada por Marsha Linehan. Esta intervención se focaliza en la autoaceptación, el cambio de hábitos y el entrenamiento en habilidades que ayuden a afrontar los síntomas.

En Centro de Psicología Levy ofrecemos nuestros servicios de terapia infantil y de adolescentes. Cada caso deber ser tratado de manera única y diferente de otros casos de niños u adolescentes con TLP, cada caso puede contener síntomas parecidos pero el modo de actuar o los patrones de conducta ser diferentes en cada persona.

Por ello, nos gusta tratar a nuestros pacientes de manera individualizada, adaptándonos a ellos y sus peculiaridades. Puedes acudir a nosotros si necesitas ayuda o consulta psicológica.

Leave a Reply

Your email address will not be published.